computadora con anuncios de facebook

Este es el caso típico. Alguien empieza a usar los anuncios de Facebook, va probando y gastando muy poco dinero. Primero empiza con $5 dólares para impulsar un post y tener algunas interacciones en su página de Facebook. Ver que recibe likes aumenta su ego y lo hace pensar “esto es realmente fácil, estoy teniendo éxito” … Créanos, está muy lejos del éxito si esta es su estrategia.

Así que si se ha lanzado recientemente ha hacer publicidad en Facebook o si tiene la intención de hacerlo en un futuro próximo, le invitamos a leer todo este artículo completo. Le compartiremos 11 errores de principiantes que debe evitar cuando cuando está empezando a promover su página en Facebook.

Obviamente no hay nada despectivo cuando hablamos de los “errores de los principiantes”. Acá en Internet Marketing México  fuimos principiantes alguna vez. Nos extrenamos, cometimos todos los errores, y nuestro objetivo con este artículo es ahorrarle tiempo para que pueda conseguir buenos resultados en sus campañas digitales lo antes posible.

 

  1. No tener un objetivo claro
  2. No elegir el tipo de campaña correcto
  3. No diferenciar el contenido según el objetivo
  4. Configurar su pixel de Facebook incorrectamente (y por lo tanto medir su rendimiento de forma incorrecta)
  5. Anunciar un producto en el que nadie está interesado
  6. Esperar resultados demasiado rápido
  7. Microgestionar sus anuncios de Facebook
  8. Excluir a los fanáticos/prospectos/clientes
  9. Centrarse en los KPI secundarios
  10. Volver a elegir el objetivo es absurdo y desagradable.
  11. Creer que hay secretos que multiplicarán sus resultados por 2 (o 3, o 5, o 10…)

 

ads manager facebookError N°1: No Tener un Objetivo Claro

Antes de meterse de cabeza en la publicidad de Facebook, empiece preguntándose cuál es tu objetivo (o tus objetivos).

  • ¿Por qué quiere anunciarse en Facebook?
  • ¿Qué es exactamente lo que quiere lograr?
  • ¿Quiere que su marca sea más conocida? ¿Quiere reclutar fans en su página de Facebook?
  • ¿Quiere presentar y explicar uno de sus productos?
  • ¿Quiere generar ventas?
  • ¿Desea promover el contenido de su sitio web (entradas de blog, por ejemplo) o los vídeos en su página de Facebook?
  • ¿Desea adquirir suscriptores para su boletín de noticias?

Hay una multitud de objetivos posibles y es esencial antes de empezar a crear campañas de anuncios de Facebook, determinar qué objetivo(s) quiere alcanzar, por dos razones.

    1. En primer lugar, es la herramienta de anuncios de Facebook la que lo necesita saber: Lo primero que tendrá que hacer cuando vayasa crear una nueva campaña en el gestor de anuncios de Facebook será responder a la pregunta “¿Cuál es su objetivo de marketing?
    2. En segundo lugar, le permitirá medir las acciones correctas: si su objetivo es impreciso o múltiple, no necesariamente se fijará en el indicador o indicadores de rendimiento correctos y ni siquiera podrá saber si su campaña es eficaz o no.

Error N°2: No Elegir el Tipo de Campaña Correcto

El segundo error de novato está relacionado con el primero. Para decirle a la herramienta publicitaria de Facebook cuál es su objetivo, debe elegir un tipo de campaña. Y cada tipo de campaña tiene un objetivo.

Si escoge el objetivo equivocado de la campaña de anuncios de Facebook, es bastante seguro que su campaña no funcionará. O más bien que no producirá los resultados que desea.

El algoritmo de publicación de anuncios de Facebook funciona con una multitud de criterios que determinarán qué usuarios ven qué anuncios. Y uno de los criterios que hará que un usuario promedio vea un anuncio sobre otro es el objetivo del anunciante y el comportamiento del usuario.

En pocas palabras, con todos los datos que Facebook tiene sobre sus usuarios, el algoritmo publicitario puede estimar la probabilidad de que una persona realice una acción.

objetivo de campana de facebook

Por ejemplo, si quiero generar instalaciones para una aplicación móvil dirigida a un público de un millón de personas en Canada y EE.UU, crearé una campaña del tipo “Instalación de aplicaciones móviles”. No todos los destinatarios verán mi anuncio porque Facebook lo mostrará principalmente a personas que tienen una alta probabilidad de instalar mi aplicación móvil. Como Facebook conoce muy bien el comportamiento de todos, si el Sr. Wilson, que vive en Canada, nunca instala una nueva aplicación en su teléfono, incluso si está en mi público objetivo, no es la primera persona a la que Facebook mostrará mi anuncio.

En segundo lugar, cada tipo de campaña tiene sus propias opciones de optimización, por lo que elegir el tipo de campaña equivocada le privará de esas opciones.

Error N°3: No se Diferencia el Contenido Según el Objetivo

Digamos que yo decido impulsar una publicación de mi página. Primero quiero dirigirme a mis fans, pero también a la gente que trabaja en las nuevas empresas y a los directores de medios sociales de las empresas o agencias.

Tengo aquí dos tipos de público muy diferentes: uno me conoce un poco (los fans de mi página) y dos no me conocen en absoluto (la gente que trabaja en startups y los que trabajan en Social Media).

Cuando me dirijo a los fans de mi página, puedo hablar con ellos en primera persona porque les gustó mi página, ven mi contenido, así que me conocen un poco.

Para las otras dos audiencias, voy a tener que expresar mi mensaje de manera diferente porque estas personas nunca han oído hablar de mí, por lo que hablar con ellos en primera persona podría no ser una buena idea.

Cuando hablamos del error de no diferenciar el contenido en función del público objetivo, al menos en cada campaña hay que distinguir entre el público “caliente” y “cálido” que te conoce, y el público “frío” que no te conoce en absoluto.

¿Qué Contenido Utilizar para Cada Objetivo?

Es simple: póngase en la situación de su público objetivo.

Si fuera un hombre de 35 años que vive en una zona fuera de la capital, ¿querría ver exactamente la misma imagen que si fuera una mujer de más de 55 años que vive en el centro de la ciudad?

A menudo se trata de sentido común y definitivamente mejorará el rendimiento de sus anuncios si adapta su contenido a las personas a las que se dirige.

Si desea saber cómo lo hacen los demás anunciantes, puede consultar los anuncios que publican actualmente visitando la biblioteca de anuncios de Facebook. Para los anunciantes muy activos, es probable que se vean varios anuncios que promocionen el mismo producto. Así que es posible que encuentre que el mismo producto puede ser ofrecido a diferentes audiencias siempre y cuando cambie el mensaje (y las imágenes) de los anuncios.

configuracion de pixel de facebook

Error #4: Configurar su Pixel de Facebook Incorrectamente (y por lo tanto midir su rendimiento de forma incorrecta)

El pixel de Facebook es un pedazo de código que Facebook le proporciona y que debe ser instalado en cada página de su sitio. Sin el pixel instalado, Facebook no sabe lo que está pasando en su sitio web. Así que el píxel es una manera de hacer el vínculo entre su sitio web y su actividad como anunciante en Facebook.

Hay dos razones principales para hacerlo.

    1. Facebook podrá registrar las visitas a su sitio web y saber qué usuarios van a qué páginas;
      Facebook podrá rastrear las conversiones en su sitio web: quién añade al carrito de compras, quién compra, quién se suscribe al boletín, etc.
    2. Configurar correctamente tu píxel de Facebook permitirá saber que una determinada conversión ha sido generada por el anuncio X en la audiencia Y de la campaña Z.

Si ajusta correctamente su píxel de Facebook, también podrá crear audiencias personalizadas a partir del tráfico de su sitio web. Por ejemplo, será capaz de crear una audiencia de gente que haya venido a su blog 3 veces en los últimos 60 días. O una audiencia del 10% de sus visitantes que pasan más tiempo en su sitio.

Hay muchas otras cosas que un píxel de Facebook correctamente configurado le permite hacer, como optimizar sus campañas de conversión y crear anuncios dinámicos de ventas de catálogo de productos.

 

Error #5: Anuniar un Producto en el que Nadie está Interesado

Algunas personas creen que los anuncios de Facebook son la clave del éxito.

Disculpen la mala noticia: la publicidad en Facebook no es una varita mágica.

Si usted pasa un poco de tiempo en foros o grupos de Facebook de empresarios, startups, hackers de crecimiento, probablemente se encontrará con personas que son muy buenas vendiendo sueños al compartir capturas de pantalla que parecen demasiado buenas para ser verdad. En la mayoría de los casos, es porque no son verdad.

La publicidad en Facebook, por poderosa que sea, no permite pasar por alto un buen producto o servicio. O una página de ventas que se convierte bien.

Su producto o servicio debe satisfacer una necesidad. Tiene que resolver un problema, ayudar a la gente a hacer algo, darles placer, ahorrarles dinero, etc. Tiene que ser un producto o un servicio que pueda ser usado para ayudar a la gente. Se necesita una buena razón para que los extraños le den dinero y compren lo que usted ofrece.

Los anuncios de Facebook son una gran herramienta que le ayudará a llegar exactamente a la audiencia a la que quiere llegar, que ya es enorme. También puede probar diferentes mensajes y diferentes imágenes para saber qué es lo que funciona mejor. Y, lo más importante, los anuncios de Facebook le permitirán acelerar sus esfuerzos de marketing una vez que haya validado su producto.

Por otro lado, la publicidad en Facebook no va a ayudar a construir un negocio viable y ciertamente no convertirá una mala idea en una gallina de los huevos de oro.

Además, tenga en cuenta que el precio de los anuncios de Facebook está en constante aumento y probablemente no se detendrá. Así que si su oferta no se convierte lo suficientemente bien o si el promedio de su carrito de compras es demasiado bajo, sus anuncios difícilmente serán rentables hoy (¡y aún menos en el futuro!).

A menudo dicen que la publicidad en Facebook es sólo para echar más leña al fuego. Si aún no tiene un fuego para empezar, puede poner la cantidad de aceite que quiera… ¡No será suficiente!

Así que si nadie está interesado en su oferta o producto, puede gastar todo el dinero que quiera en los anuncios de Facebook… …pero todo lo que hará será poner agua en una canasta perforada.

business facebook

Error #6: Esperar Resultados Demasiado Rápido

A menudo nos contactan personas que quieren que nos encarguemos de sus campañas de anuncios en Facebook. Estas personas acaban de lanzar un negocio en línea (a menudo un sitio de comercio electrónico) o están a punto de hacerlo. Y quieren ser rentables desde el primer mes.

Cuando les preguntamos: “¿Qué presupuesto están dispuestos a invertir en publicidad en Facebook?”, responden: “Oh, el primer mes quiero invertir 1000 dólares, pero con las ganancias generadas si logramos hacer X2 o X3 en volumen de negocios, invertiremos más al mes siguiente. »

OK, BIEN…

¿No sería maravilloso si fuera tan simple?

Cualquiera podría iniciar un negocio en línea, estar en un punto de equilibrio tan pronto como se inicie, ser rentable en un mes o dos, y convertirse en millonario en un plazo de 12 meses.

Desafortunadamente, no funciona así.

Cuando inicia los anuncios de Facebook, especialmente cuando está haciendo anuncios de Facebook para un negocio que acaba de lanzarse y aún no ha encontrado su mercado, va a tener que probar un montón de cosas: diferentes objetivos, diferentes imágenes, diferentes frases, etc.

También es necesario que el pixel de Facebook instalado en su sitio web acumule suficientes datos para poder explotar el poder del algoritmo de publicidad de Facebook. Por ejemplo, para crear públicos de aspecto efectivo, es necesario contar con fuentes calificadas suficientemente grandes. Asimismo, para tener una campaña de reajuste que funcione bien, es necesario tener un volumen de tráfico inicial lo suficientemente grande como para poder reajustarlo.

Pero para hacer todo eso, va a tener que invertir un poco de dinero, sin garantía de que vayas a descubrir lo que funciona rápidamente.

Así que decir, “Estoy empezando el anuncio de Facebook de hoy y en unas pocas semanas ya voy a devolver mi inversión y ser rentable”, no es muy realista.

El consejo que damos es que defina la duración de la prueba (2-3 meses es razonable) y un presupuesto que esté dispuesto a invertir… y a perder. Si al final de este período de prueba, ha logrado encontrar incluso un objetivo y un contenido que genere un buen rendimiento, vale la pena continuar y ver si el rendimiento sigue siendo bueno cuando aumente el presupuesto invertido.

Si no, también podemos concluir que la publicidad en Facebook no es el canal de adquisición adecuado para nuestro producto o servicio.

persona con computadora y celular en facebook

Error #7: Microgestionar sus Anuncios de Facebook

Antes que nada, NO se acerque a los anuncios de Facebook con una mentalidad de comercio diario.

El comercio diario (day-trading), para los que no lo saben, es comprar una acción por la mañana y venderla por la tarde con una pequeña ganancia. Si lo hace varias veces durante el día con cantidades suficientemente grandes, puede ser suficiente para ganar varios cientos, o varios miles de dólares (o mucho más si gestiona millones) cada día.

Invertir en el mercado de valores de esta manera no es realmente invertir. Está especulando.

Invertir es comprar una acción para conservarla durante mucho tiempo y eventualmente revenderla después de varios años, o no revenderla en absoluto a pesar de y conservarla porque produce dividendos regulares.

La publicidad en Facebook es más o menos lo mismo. En cualquier caso, así es como lo vemos. Abordamos los anuncios de Facebook como una inversión a largo plazo.

Sin embargo, el error que cometen muchos principiantes es lanzar un anuncio por la mañana y luego, una vez lanzado el anuncio, refrescar la pantalla del administrador de anuncios cada media hora para ver cuántas personas han hecho clic/convertido. Entonces, si el rendimiento no está al nivel que esperaban, cambian el texto del anuncio la misma tarde y  entonces cambia el objetivo a la mañana siguiente, luego cambia la ubicación de los anuncios a la tarde siguiente. Y así sucesivamente …

Es una muy mala idea manejar sus anuncios de Facebook de esta manera.

¿Por qué?

Porque el algoritmo necesita datos para optimizar la entrega de sus anuncios.

Cuando se lanza un anuncio, el algoritmo tendrá que transmitir el anuncio a varios miles de personas para entender quién hace clic o convierte:

  • ¿Hombres o mujeres?
  • ¿Jóvenes o mayores?
  • ¿Propietarios de iPhone o usuarios de PC?
  • ¿La gente que ve el anuncio en su Facebook News Feed o Instagram Stories?

alogaritmo de facebookEste período se llama la fase de aprendizaje. Cada vez que se lanza un nuevo conjunto de anuncios, Facebook le dice que necesita 50 eventos antes de poder optimizar el conjunto (la naturaleza del evento depende del objetivo de su campaña: si está haciendo una campaña de tráfico, Facebook necesita 50 clics; si está haciendo una campaña de visionado de vídeos, Facebook necesita 50 visionados de vídeos; si está haciendo una campaña de conversión, Facebook necesita 50 conversiones; etc.).

Cuando la fase de aprendizaje termine, su rendimiento tenderá a estabilizarse.

Así que empezar a hacer optimizaciones (cambios en su publicidad,  el objetivo o en las colocaciones) antes de completar esta fase de aprendizaje no es una muy buena idea, porque no deja que el algoritmo de publicidad lo haga.

Error N8: Excluir a los Fanáticos/Prospectos/Clientes

Cada vez que se crea un conjunto de anuncios, normalmente se suele empezar por pensar en a quién se quiere dirigir, es decir, a quién se va a incluir en el público.

Está bien, pero es igual de importante pensar a quién no desea dirigirse, así que a quién debe excluir de su audiencia.

Le daremos algunos ejemplos.

Imagine que está llevando a cabo una campaña para generar tráfico a la página X de su sitio web. Usted se dirige a un determinado público con criterios que usted ha determinado. Bien, pero también piensa en excluir de tu objetivo a todas las personas que ya han visitado la página X. Si esta página ha estado en línea por un tiempo, todas las personas que la han visto no estarán expuestas a la publicidad. Además, cada vez que alguien vea el anuncio y haga clic en él, esa persona se excluirá automáticamente de la campaña y dejará de ver el anuncio.

¿Cuáles son las Ventajas de Establecer esta Exclusión?

    1. No irritará a la gente que ya ha hecho clic en su anuncio si continúa mostrándole el mismo anuncio varias veces;
    2. No desperdiciará su dinero mostrando su anuncio a gente que ya ha hecho lo que usted quería que hicieran.

Así que si estás haciendo una campaña de instalación de una aplicación móvil, debe excluir a las personas que ya han instalado la aplicación.

Si está haciendo una campaña de conversión para vender un producto, excluya a todas las personas que ya han comprado el producto.

¿Se Pregunta Cómo se Hace Eso?

Hay que usar audiencias personalizadas. O bien se crea una audiencia personalizada basada en su píxel de Facebook (por lo que se excluye un evento de píxeles), o bien se excluye un archivo (subiendo en su gestor de anuncios, por ejemplo, el archivo de todos los compradores del producto que desea promocionar).

Error #9: Centrarse en los KPIs Secundarios

KPI = Key Performance Indicators, es decir, las estadísticas de sus campañas.

Puede que piense que una vez que su campaña sea lanzada, usted ha hecho la parte difícil.

No se equivoque: esto es sólo el principio.

resultados facebook kpi

Ahora tendrá que gestionar y pilotar su campaña para asegurarse de que genera buenos resultados.

¿Cómo se hace eso?

Analizando el rendimiento y optimizando los parámetros de objetivo, puja, posicionamiento, contenido, etc.

Pero si se centra en los indicadores de rendimiento equivocados, no va a tomar las decisiones correctas.

Este es un ejemplo sencillo:

Imaginemos que usted está haciendo una campaña de instalación de aplicaciones móviles. Digamos que tiene dos objetivos y, para hacerlo simple, difunde el mismo anuncio para cada uno de ellos. Su público A generó 10 instalaciones y su público B generó 50 instalaciones. Si es nuevo, podría decirse: “Voy a aumentar el presupuesto para la audiencia B ya que es la que genera más instalaciones”. Bien, ¿pero es el volumen de las instalaciones lo único que le importa? ¿O no tendría que mirar también cuánto le cuesta cada instalación en promedio? Si la audiencia A genera 10 instalaciones a 0,50 dólares por instalación y la audiencia B genera 50 instalaciones a 1 dólar por instalación, puede que desee dejar de emitir su anuncio a la audiencia B y poner todo su presupuesto en la audiencia A.

Es importante determinar antes de lanzar una campaña cuáles son los indicadores importantes. Estos indicadores (1 o 2 por campaña, no más) deben estar alineados con su objetivo (ver errores 1 y 2).

Error N10: Volver a Elegir el Objetivo es Absurdo y Desagradable

Imagino que ya ha experimentado esta situación: va a un sitio de comercio electrónico, mira un artículo (un par de zapatillas azules, por ejemplo), lo añade al carrito de la compra y no lo compra. Entonces usted será re-enfocado (retargeting) por este sitio durante varias semanas con el mismo anuncio de Facebook.

No está solo. Desafortunadamente, muchos sitios de comercio electrónico hacen este tipo de retargeting… y no tiene sentido.

Si realmente estaba interesado en este par de zapatillas y por alguna razón no las compró (tal vez porque estaba mirando el sitio web del anuncio mientras esperabas el metro y el metro llegó; tal vez el teléfono sonó; tal vez el bebé empezó a gritar… hay mil razones posibles), ver el anuncio de retargeting una o dos veces durante unos días debería ser suficiente para desencadenar la compra. Este anuncio le recordará el producto que le interesa y le dará la oportunidad de completar la compra.

laptop con rendimiento de campaña en facebook

Por otro lado, si no lo adquiere después de ver un anuncio de retargeting una, dos o cinco veces durante varios días, puede ser porque no está completamente convencido de que el producto merezca la pena ser comprado y debería sacar su tarjeta de crédito.

En este caso, no estamos diciendo que deba dejar de reorientar o hacer retargeting, pero el punto de seguir mostrando el mismo anuncio y martillando el mismo mensaje durante semanas, no tiene sentido.

Nuestro enfoque preferido es lo que llamamos reajuste secuencial.

La idea es hacer retargeting, pero variando el contenido de los anuncios a lo largo del tiempo. Durante una semana después de la acción del usuario (en el ejemplo: la adición al carrito no materializada por una compra), difundirémos un anuncio que simplemente muestra una imagen del producto, sólo para recordarle que este producto sigue disponible.
Si el destinatario no compra al final de estos días, lanzaremos otro anuncio durante una segunda semana, por ejemplo, un visual diferente del mismo producto o un vídeo que muestre el producto en acción.

Si la persona objetivo sigue sin comprar, podemos lanzar un anuncio con un testimonio de un cliente muy satisfecho con este producto. Etc.

Si después de un mes, la persona todavía no ha comprado el producto, tal vez no estaba tan interesada y es mejor hacer retargeting esta vez con un anuncio de otro par de zapatillas más baratas.

¿Comprende la idea? Debe encontrar otros ángulos y no martillar el mismo mensaje por mucho tiempo.

Esto mejora la experiencia del usuario (sus prospectos no le odiarán por esos molestos anuncios repetitivos) y aumenta el retorno de la inversión de sus anuncios.

Error N11: Creer que hay Secretos que Multiplicarán sus Resultados por 2 (o 3, o 5, o 10…)

En el error #5, le advertímos sobre los foros y grupos de Facebook de empresarios, start-ups y hackers de crecimiento.

Repetimos: ¡cuidado con la gente que intenta venderle el sueño!

A menudo vemos anuncios o artículos con el titular:

“El secreto para aumentar sus ventas en un 540% en pocos días;” “5 hacks para aumentar su tasa de clicks en un 78%”; “La técnica probada para triplicar su base de fans en una semana.”

Sentimos tener que repetirlo, pero al contrario de lo que estos mercaderes de polvos mágicos le quieren hacer creer, no hay técnicas secretas o trucos ocultos que hagan explotar su actuación en un abrir y cerrar de ojos. Eso sería demasiado fácil.

Hay buenas técnicas y cosas para poner en práctica que seguramente le ayudarán a mejorar sus resultados con el tiempo. Eso es lo que intentamos compartir en esta página.

Así que no se deje engañar y tenga cuidado con los vendedores de sueños que le harán creer que hay un truco o un pequeño secreto que le permitirá conseguir resultados increíbles muy rápidamente. Desafortunadamente, no existe tal cosa.

Los anuncios de Facebook no son un sprint. Son un maratón.

Anuncios de Facebook: 11 Errores que Cometen los Principiantes